Los avances tecnológicos que se dan día a día generan una necesidad en el consumidor de querer poseer los últimos dispositivos móviles del mercado. Los smartphones han llegado para quedarse como un producto que genera en Latinoamérica deseos en el consumidor de poseerlo, usarlo y experimentarlo; de tenerlo como herramienta de uso cotidiano.

El consumidor está atento a cada detalle y es así como demanda smartphones que se ajusten a sus necesidades inmediatas, de esta forma es cada vez más selectivo ante la variedad de modelos que se le presentan. Como lo señala la consultora IDC, el 2016 será el primer año en que se vendan más equipos 4G que 3G en Latinoamérica ya que el porcentaje que representa la venta de los equipos 4G es del 64%. Con lo anterior percibimos un consumidor que exige rapidez en conexión, navegación y respuestas de los equipos en menor tiempo ante el aumento en la cantidad y calidad del contenido móvil consumido.

“El usuario en Latinoamérica se siente atraído por los smartphones accesibles que le permitan estar conectado en todo momento y que sean de última generación del cual pueda sacar el máximo provecho para su entretenimiento así como para la solución y el seguimiento de actividades cotidianas”, dijo André Felippa, Vicepresidente de Marketing de Alcatel para Latinoamérica. “Se observa un fenómeno interesante ya que los usuarios también han transformado sus hábitos diarios gracias a los smartphones, y lo vemos en cómo buscan compartir cada momento con fotos de estilo selfie o con filtros, lo cual no sucedía antes”.

La evolución de los smartphones no termina aquí, como lo indica la consultora IDC, en el 2016 el 65% de los smartphones en Latinoamérica ya cuentan con al menos 8GB de memoria interna y el 80% con más de 1GB de memoria RAM. Lo anterior muestra una clara tendencia por la elección de equipos con un mayor almacenaje de memoria como respaldo ante el consumo de todo tipo de contenidos.

Las últimas generaciones de dispositivos móviles incorporan procesadores más rápidos con núcleos mayormente quad-core con un 70%; que procesan más volumen de contenidos simultáneos. También es visible el incremento paulatino en el tamaño de pantalla, con los phablets (smartphones con más de 5.5 pulgadas) que se estima representarán el 14% del mercado en el 2016 y el 30% para el 2020.

Es una realidad que el usuario seguirá en búsqueda de smartphones que le garantice una mayor calidad, velocidad de navegación, vida de batería, resolución de pantalla y mejor audio. Alcatel identifica estos aspectos y es por eso que atiende a las necesidades de los consumidores en Latinoamérica, con productos equipados con tecnología de punta a precios accesibles.

Por Alcatel