Para la publicidad ha sido trascendente el crecimiento y la fuerza que desde años ha tomado la era de la movilidad.

El uso de los dispositivos móviles aumenta en todo el mundo y México no es la excepción. Un estudio realizado por Google señala que el 74% de los mexicanos no sale de su casa sin su teléfono inteligente. Esto le ha permitido a las empresas prepararse para implementar nuevas estrategias de marketing dirigidas a los usuarios que están conectados permanentemente.

Las agencias de publicidad deben contar con diferentes estrategias para reconocer los distintos dispositivos móviles que le permitan al cliente utilizarlos a su conveniencia. Un ejemplo claro es cuando el anunciante quiere evaluar a sus usuarios a lo largo de toda su campaña en distintos dispositivos con el fin de conocer su alcance real.

De acuerdo con un estudio de la empresa Nielsen, los consumidores destinan hasta 60 horas semanales viendo contenido web utilizando cuatro dispositivos móviles diferentes. A pesar del esfuerzo de las marcas que buscan sacarle provecho a la movilidad, es una ardua tarea identificar la cantidad de dispositivos móviles que cada consumidor utiliza y qué tipo de campañas acapara su atención.

Bajo esta perspectiva, es importante que las agencias conozcan y tomen en cuenta tres formas de reconocer y dar seguimiento a sus consumidores:

  • El seguimiento desde las aplicaciones. Se aplica cuando una empresa cuenta con una aplicación propia y desea evaluar la interacción de la misma, esto los lleva a tener una visión clara de cómo sus anuncios atraen consumidores
  • El seguimiento intradispositivos. Es para medir la interacción que tienen las campañas que trabajan en conjunto con editores en la web móvil dentro de una misma aplicación.
  • El seguimiento de diferentes dispositivos. Dirigida a las campañas implementadas en diferentes pantallas que requieren tener una amplia visión de cómo influye en su audiencia.

El reto para las agencias es tener la capacidad de hallar y encontrar la solución y medición indicada, con la posibilidad de trabajar con socios y así poder llegar a visualizar millones de dispositivos que les permitirá registrar y capturar los datos deseados.

Lo anterior se vuelve de suma importancia si consideramos que la Asociación de Operadores Móviles estima que para 2020 América Latina contará con 605 millones de teléfonos inteligentes, haciendo de esta zona geográfica la segunda a nivel mundial en cuestión de este tipo de dispositivos móviles instalados, tan solo detrás de Asia.

Los anunciantes siempre tendrán necesidades, y un mercado de oportunidad lo encontrarán en la movilidad, la cual no ha sido aprovechada debidamente, ya que la industria se ha centrado en que las marcas sean medidas a través de dispositivos.

Por Pedro Travesedo,
Vicepresidente para América Latina en Sizmek