Datos del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), indican que la economía de Colombia creció 2% en el tercer trimestre de 2017, menos que el 2,4% proyectado por el Gobierno, pero superior al 1,2% del mismo periodo del año anterior. Los resultados en este periodo estuvieron impulsados por el crecimiento de seis de nueve actividades económicas.

Hablando del sector de la construcción, en el mismo trimestre, presentó una variación negativa de (-2,1%); sin embargo, la consultora Alianza Valores estima que puedan tener una mejora al finalizar el 2017.

Uno de los componentes de éxito de una obra es su medición y el seguimiento del avance físico. El uso de la tecnología y un software especializado, ofrece una forma práctica para calcular el avance físico de una obra sin mucho esfuerzo.

La malla sirve como apoyo en las construcciones y resulta en un gran beneficio, ya que con ella se requiere menos acero para brindar soporte a las obras. Lo que se traduce en ahorros; económicos, de material, tiempo y mano de obra.

Con el uso de la tecnología las tareas se pueden vincular a una malla de pesos y a una fórmula que calcula el avance físico basado en los principales insumos del proyecto. Vamos a imaginar la construcción de un puente de hormigón o armado. El principal insumo de esta obra es el concreto, de esa forma, la cantidad de concreto asociada a cada tarea del puente determinará el porcentaje del avance físico de ella.

Cada tarea dentro de una obra tiene su importancia, siendo que algunas de esas actividades contribuyen más o menos a la evolución física. De esta forma, una malla de pesos bien definida es fundamental para determinar la real importancia de cada tarea para la conclusión de la obra. Con el uso de software especializado, es posible usar fórmulas más elaboradas para medir ese avance.

En 3 pasos se puede utilizar la malla de pesos para el éxito de una obra en tiempo y material:

  • Paso 1: En el punto específico de “avance físico” se puede asociar al “peso a nivel” manualmente; sin embargo para hacerlo menos laborioso se utiliza una fórmula de cálculo contemplando los principales insumos del proyecto.
  • Paso 2: Después de la asociación de la fórmula de peso, es necesario marcar las actividades que deseamos calcular al peso, con ello se realizará el cálculo automáticamente basado en la fórmula o en el índice de peso informado.
  • Paso 3: Posteriormente el software genera una hoja de trabajo, en la que se puede identificar qué el cálculo se ha completado con éxito en dos columnas:

“Peso proyecto”, que es la representatividad en relación al avance físico que esa tarea tiene en el proyecto como un todo, basado en la fórmula de peso o en el índice informado.

“Peso nivel“, que es la representatividad en relación al avance físico que esa tarea tiene en la etapa que está posicionada.

Retomando el ejemplo del puente, establecemos el concreto y el acero como peso en la fórmula. Esto significa que cuanto más acero y concreto tenga en una tarea, más relevancia tendrá para el avance físico del proyecto.