El mundo está cambiando, se viene un 2017 lleno de cambios y hay que estar preparado para ello. No es lo mismo organizarse como PyME hace cuatro años que hacerlo en el presente. He aquí doce iniciativas digitales clave para que las PyMEs estén bien preparadas:

1. Diseñar la visión digital

La dirección de la pyme es responsable de dibujar una visión compartida sobre cómo la digitalización afectará a su modelo de negocio y qué retos y oportunidades crean las tecnologías digitales. Sólo una vez diseñada esa visión, podrá impulsarse una verdadera transformación digital.

2. Implicar a los directivos en la digitalización

Es esencial la participación del Comité de Dirección. Para conseguirlo, hay que crear un grupo de trabajo permanente que lidere la agenda digitalizadora con personal de las diferentes áreas, entre ellas recursos humanos, sistemas de información y marketing.

3. Poner a trabajar los datos

La mayoría de las empresas tienen datos insuficientes, de mala calidad o dispersos en diferentes departamentos. Para extraer valor de negocio de los datos, se debe empezar por una auditoría para conocer su cantidad, su calidad y su relevancia. Luego, poner en marcha un programa de integración y explotación de los datos.

4. Digitalizar el puesto de trabajo

Una empresa digital debe invertir intensamente en herramientas digitales para que sus trabajadores se desempeñen con eficiencia, en movilidad, con el dispositivo idóneo para cada labor y cada momento. Es imprescindible proporcionar las herramientas digitales necesarias para que cada empleado sea más productivo.

5. Impulsar la colaboración digital en el equipo

Se deben proporcionar plataformas tecnológicas de colaboración que permitan explicitar y compartir el conocimiento.

6. Atraer y desarrollar el talento digital

Buscar colaboradores capaces de aportar valor en este nuevo contexto, de trabajar en red, de aprender autónomamente. Para eso, se necesitan competencias y conocimientos nuevos. Hay que invertir en desarrollar individuos digitalmente competentes.

7. Subirse a la nube

La empresa digital es ágil y flexible y necesita una plataforma tecnológica que flexibilice costos y minimice inversiones. Se puede empezar por el correo, la colaboración o el almacenamiento y luego seguir por las aplicaciones de negocios.

8. Dar a la web la importancia que merece

La mayoría de los directivos se muestran insatisfechos con sus páginas web. Pero es la vidriera del negocio, el primer elemento de la presencia digital. Debe ser significativa, sencilla, instructiva, brillante, acogedora, persuasiva, familiar, clara, sorprendente. Además, debe estar optimizada para buscadores.

9. Trabajar la presencia social

Es imprescindible mantener una identidad social corporativa relevante para su público. Se debe monitorear las redes y participar de conversaciones sobre la propia marca, interactuar con los clientes para entender sus necesidades e implicar a los directivos en las actividades sociales.

10. Regalar contenido que enamore a los clientes

Ellos premiarán con su atención y su fidelidad.

11. Vender por todos los canales

Los clientes digitales buscan experiencias únicas y personalizadas a través de diferentes vías: se informan online, confirman en el negocio y compran de cualquier manera. Hay que crear una experiencia adaptada a esto, coherente entre los canales y memorable para el cliente.

12. Elegir el socio ideal

Desde la perspectiva tecnológica, la digitalización es compleja. Para cada ámbito tecnológico existen numerosas alternativas. Elegir entre ellas no es tarea sencilla. Seleccionar un socio tecnológico que se comprometa y que muestre experiencia en la digitalización de pymes es un elemento clave para el éxito.

Por Alberto Delgado,
Director de Consultoría en Transformación Digital en Seidor