La relevancia de encantar a los clientes está creciendo exponencialmente en las empresas y esto se nota más en el comercio tradicional. Dicho crecimiento se reporta en todos los sectores del mercado.

Nuevas herramientas como SaaS (software como servicio), IaaS (Infraestructura como servicio), PaaS (Plataforma como servicio) todas por sus siglas en inglés, están llegando al mercado en la categoría de soluciones de tecnología en la nube y cada vez más los profesionales en la industria de TI están usándolas en su trabajo diario. La migración a estas tecnologías en la nube es entonces ya un proceso indispensable pero que requiere de cierta habilidad. Permítanme orientarlos al respecto.

La lealtad del cliente es crucial. En la medida en que los clientes estén satisfechos con las soluciones y productos habrá menos probabilidades de que busquen cambiarse de proveedor. Al comercializar soluciones en el modelo SaaS, ya no habrá que hacer enormes inversiones para adquirir una licencia. Así, se eliminan las razones para que un cliente se quiera cambiar.

El proceso para conseguir esa lealtad del cliente contempla algunos pasos importantes. El primero es confirmar que el cliente está realmente utilizando la capacidad total del producto que se le vendió. La pérdida de un cliente en estos nuevos esquemas de comercialización es más costosa y difícil de superar.

Por eso es muy importante ofrecer un producto que ofrezca verdadero valor a su cliente. El segundo paso cosiste en verificar si el proveedor desarrolla o actualiza las características y que estas respondan a las nuevas necesidades del cliente y su industria.

También es importante confirmar que el proveedor venda soluciones con servicio post venta, como puede ser la capacitación para fomentar la uso y el máximo provecho de la herramienta. Revisar estos temas realmente resulta en mejores ventas.

Ser socios de empresas que puedan garantizar este servicio de atención post venta y que mantengan sus soluciones actualizadas nos ayuda a mantener a los clientes actuales y a generar nuevos. Con esto se confirma la importancia de contar con una sólida cartera de clientes como base para la operación y éxito del negocio.

En resumen, hay que considerar la visión del futuro, la calidad y el servicio que ofrece un socio de tecnología antes de cerrar acuerdos con él. De esta forma se puede asegurar que los productos que se ofrezcan a los clientes realmente les sean útiles y resuelvan los problemas para los que están diseñados. La actualización de esos productos a lo largo de su vida útil dará confianza a los clientes y fomentará su lealtad hacia la empresa proveedora. La fidelidad del cliente debe ser siempre la mejor razón para ofrecer productos y servicios de calidad.

Por Oscar González,
Director General TOTVS México