Hoy en día, ya nadie duda que el Big Data es la moneda que alimenta la economía digital y la Internet de la Cosas (IoT), su mayor generador. La IoT no implica sólo los “grandes” datos; también, los pequeños que generan grandes resultados. Acelerar los procesos de creación de valor a partir de los datos, se ha vuelto un gran desafío para las empresas que ya viven su transformación digital.

La Innovación Social es hoy una realidad. La combinación perfecta entre IoT, herramientas analíticas y la utilización de la tecnología para realizar grandes negocios y mejorar el mundo. Al hacerlo, creamos un lugar más saludable, seguro y eficiente para vivir.

Actualmente, se puede ingresar al mundo de los grandes datos con recursos expertos y herramientas que permiten integrar, combinar y analizar los datos de cualquier fuente. Innovar para un futuro que estará impulsado íntegramente por datos se ha vuelto imprescindible.

Sin embargo, durante las últimas décadas la mayoría de las empresas han estado mirando el clásico “business inteligence” para medir su rendimiento; obteniendo información de fuentes de datos tradicionales como CRM, ERP, Billing y otros; procesando todos los datos y construyendo Enterprise Data Warehouses.

Pero, hay un sinnúmero de razones por las que las empresas buscan acceder y analizar el conjunto más amplio de datos disponibles: para generar ingresos incrementales; para mejorar la eficiencia o reducir costos operativos; para mejorar la experiencia del cliente y el uso de los activos mediante una mejor detección y resolución de problemas.

Una gran manera de hacerlo es desbloquear el valor de nuevas fuentes de datos como la Web, registros, móviles, ubicación, datos de sensor, entre otros. Para esto, es necesario una gran integración y una robusta solución de análisis.

A partir de la integración, depuración, monitoreo, administración y orquestación de datos, se puede ofrecer una serie de herramientas de análisis increíblemente sofisticadas. Estas herramientas impulsan sus soluciones de Innovación Social y cumplen con la promesa de “Internet de las Cosas que importan”, al ayudar a las empresas a extraer información valiosa de sus datos con una materialización más rápida de los beneficios, e impulsar el desarrollo de sociedades más inteligentes, más seguras, más sanas y más eficientes.

Por Daniel Scarafía,
General Manager Spanish South America – Hitachi Data Systems