El sector minorista es clave en la economía de México debido a su volumen de ventas, porcentaje que representa respecto al PIB del país y número de empleados. Por ejemplo, en México es un sector que está creciendo tres veces más que el PIB del país, esto es alrededor del 10% anual, de acuerdo con la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD).

Actualmente los retailers de tamaño mediano, se encuentran en una verdadera encrucijada, dado que deben competir con pequeños minoristas locales y con las grandes cadenas de distribución de carácter internacional, las cuales tienen ya una presencia global.

Por ello, una preferencia del sector en todos los países del mundo y derivado de la alta competencia entre las cadenas, es la drástica reducción de márgenes y la ampliación de la gama de productos que se ofrecen. Esto hace que se complique cada vez más la gestión mediante tecnologías tradicionales en las cadenas de tamaño mediano. Así que la forma que tienen para competir, es ser cada vez más especializados y más agiles para adaptarse a los gustos del consumidor y ofrecer servicios mucho más eficientes (más con menos).

Esto hace que la adopción de tecnologías de vanguardia, las mismas que son usadas por los grandes jugadores del sector, pero adaptadas a las formas de trabajo de los minoristas de tamaño mediano, sea clave, no solo para garantizar el crecimiento de estas cadenas, sino para su propia supervivencia como empresa.

Es por ello que la solución a adoptar por una compañía debe cumplir con las siguientes características:

  • Que pertenezca a una empresa financieramente solvente para garantizar su futuro mantenimiento
  • Que incorpore lo último en tecnología para garantizar la evolución de la misma
  • Que tenga de base las funcionalidades necesarias para el sector, esto es catálogo de productos, promociones, descuentos en cascada, plan de fidelización, control de almacenes distribuidos y cruzados, posibilidad de pagos diversos (recibos, tiempo aire), etc.
  • Que permita a la compañía crecer de forma natural en conceptos como la venta multicanal
  • Que los procesos operativos sean totalmente beneficiados, ya que son los que dan valor añadido a una empresa minorista y los que les permiten ser mucho más competitivos

Además, en los próximos años, veremos tres tendencias tecnológicas dentro de las soluciones de negocios para el sector minorista muy claras:

  1. Desde un punto de vista de tecnología, la adopción de software cloud (en la nube), ya que las compañías no son empresas de sistemas para estar invirtiendo su tiempo en gestionar servidores, por el contrario, quieren centrarse en el corazón de su negocio, para conseguir optimizarlo y ser más eficientes.
  2. Mejora de la experiencia de compra del cliente: esto es una fijación por parte de las grandes cadenas de retail, y las de tamaño mediano ya lo están comenzando adoptar. Se trata de conseguir fidelizar al cliente haciendo que su experiencia de compra, independientemente del canal que use, sea excelente y uniforme.
  3. Ventas multicanal (omnichannel), cada vez más la venta tradicional a través de una tienda física está perdiendo terreno. Esto significa que se debe estar presente y listo para vender y atender al cliente en cualquier canal. Las nuevas generaciones -mucho más tecnológicas- y la popularización de los smartphones, está haciendo que cada vez más se compre a través de cualquier medio digital.

Por ello es posible que muchas tiendas se vuelvan Show Rooms y que sean un punto más de contacto para que el cliente escoja, por ejemplo, comprar en una tienda y recoger el producto en otra o que se le envíe a su casa, comprar el producto on line e irlo a buscar a la tienda… éstas son formas de mejorar la experiencia de compra de los clientes.

De esta forma, adoptar una solución hace que las empresas de tamaño mediano puedan beneficiarse de soluciones tecnológicas altamente probadas en el sector y dispuestas para funcionar desde el minuto cero.

Una empresa que use la solución Retail podrá:

  1. Gestionar de forma integrada todas las ventas de la compañía: ventas de mayoreo, multicanal (tanto desde tiendas físicas, con punto de venta, o como on line)
  2. Gestionar de una forma efectiva las promociones que ofrece a sus clientes
  3. Establecer programas de fidelización de clientes
  4. Optimizar el inventario de los almacenes de distribución, así como de cada una de las tiendas
  5. Realizar procesos 360°, integrando todas las operaciones de compra a proveedores, almacenamiento, venta y los procesos administrativo financieros de la compañía

Por Oscar González,
Gerente Norte de América Latina, TOTVS