Desde el 2013, los analistas han anticipado un crecimiento en el uso del cloud computing que fortalece la tecnología y los flujos de trabajo empresarial. En los últimos meses, esto se ha vuelto realidad para importantes empresas como GE y Alibaba que han invertido más de U$D 1mil millones en tecnología en la nube. Las organizaciones están gastando más dinero que nunca en la nube y todo indica que este crecimiento continuará en los años siguientes.

A medida que el mercado en la nube continúa madurando, emergen una cantidad de tendencias que acelerarán la adopción de la nube. Una es la capacidad de adoptar arquitectura híbrida que ofrece opciones de implementación flexibles para el ERP (Planeamiento de los Recursos Empresariales) y otras aplicaciones. Por ejemplo, el caso de una empresa de manufactura que ha seleccionado hace unos años un ERP corporativos que funciona “on premise” y ahora debe también soportar una planta nueva en algún lugar distante. Con la nueva tecnología flexible en la nube, pueden seleccionar un ERP en la nube que puede incluir a la nueva planta en pocas semanas sin arriesgar la integridad del negocio.

Este formato híbrido permite a las empresas seleccionar aplicaciones que extienden sus funcionalidades de ERP sin afectar y manteniendo a los sistemas anteriores en un servidor propio. Esto también es una opción popular para organizaciones que quieren probar la nube. Motivados por el reconocimiento cada vez mayor que la nube puede servir como un trampolín para los procesos de transformación, innovación y mayor agilidad en los negocios, los líderes no quieren quedarse afuera. Gartner anticipa que casi la mitad de las grandes organizaciones contarán con implementaciones híbridas en la nube para fines del 2017.

Además de las nuevas estrategias para la adopción de la nube, la mayor demanda hace que existan más optimizaciones a la tecnología ya existente. Los proveedores en la nube están constantemente buscando nuevas formas de facilitar un retorno de la inversión más rápido y funcionalidades ricas para cada mercado para beneficiar a sus clientes. Las ofertas más nuevas en la nube ahora ofrecen mayor acceso a las aplicaciones dentro del ambiente en la nube. El software avanzado brinda funcionalidades de soporte en áreas de proceso funcionales que incluyen proyectos de manufactura, contratación y facturación, riesgos, cumplimientos, tableros de analytics optimizados y gestión integrada de documentos.

Estas optimizaciones benefician a empresas de todo tamaño, desde las de un solo sitio hasta multinacionales, al permitir que los usuarios puedan visualizar en tiempo real los datos en todo momento y desde cualquier lugar. Las empresas también logran un retorno de la inversión (ROI) en forma más rápida y un menor costo de propiedad, ya que la nube normalmente se suscribe por un costo mensual. Al implementar estas soluciones en la nube en lugar de un servicio propio, las empresas disminuyen los costos generales y logran la agilidad y velocidad necesarias para responder a las condiciones cambiantes del mercado.

Confirme a lo que comento TJ McCue, de Forbes.com: “Eno lugar de una imagen de una nube lenta y blanca en el cielo, cloud computing en el mercado se debería representar como un tornado, que representa mejor el crecimiento a gran velocidad de la nube en la actualidad”. Las aplicaciones antiguas no pueden seguir el ritmo y agilidad de las nuevas soluciones, y los sistemas viejos son una carga pesada para la productividad y las ganancias. Con esto en mente, el 2017 será un año insignia para las aplicaciones en la nube, ya que más y más empresas reconocen los ahorros en costos y el crecimiento asociado con la misma.

Por Rubén Belluomo,
Gerente Comercial de Infor