En términos de logística y planes, cumplir con horario de trabajo tiempo completo mientras se viaja es más fácil y barato de lo que piensas (al menos en mi experiencia), y la infraestructura para lograrlo continúa creciendo rápidamente.

Sin embargo, el siguiente problema es más difícil de resolver, en especial cuando se viaja solo: ¿Puedes disfrutar de tus viajes sin sacrificar la calidad de tu trabajo?

Llegar al balance correcto

¿Puedes navegar las logísticas del viaje, trabajar tiempo completo, y cuidarte física y mentalmente, todo mientras dejas tiempo para explorar los sitios que visitas, encontrar cosas divertidas que hacer y conocer nuevas personas?

Ya que no vas a tener un verdadero sistema de apoyo cuando estés solo en un país extranjero y (usualmente) no hablas el idioma, encontrar el balance es crucial. Tu rutina debe ser sostenible a la larga y si no tienes cuidado, las cosas se pueden derrumbar rápidamente.

Como he estado viajando, mis amigos y colegas me han hecho muchas preguntas sobre la psicología de este estilo de vida, incluyendo todo, desde cómo evitar la soledad hasta cómo maximizar la productividad.

No es para todo el mundo, pero este estilo de vida puede ser increíblemente divertido y extremadamente productivo, siempre y cuando descubras cómo hacerlo de una manera que funcione para ti. En mis viajes, he notado algunos hábitos significativos, mentalidades y trucos que se deben tener en mente y que son importantes para cualquier persona que esté considerando trabajar y viajar, sin importar su ocupación o intereses.

Este post cubre algunas de las estrategias más importantes que he aprendido en mis viajes.

Ve a X para hacer Y

Cuando tienes la opción de vivir donde sea, puede ser difícil escoger un destino e ir a lugares a hacer turismo se hace aburrido rápido. Soy un gran fan de ir a lugares a hacer actividades específicas (no turísticas), en vez de ir a lugares que suenan interesante en papel.

En meses pasados he ido a:

  • Portugal para aprender a surfear.
  • Berlín y Zúrich a conferencias.
  • El Reino Unido para viajar por Gales.
  • Santorini para unirme a amigos que estaban de vacaciones.
  • Israel para visitar a mi familia y mejorar mi hebreo.
  • Belice para aprender a bucear.
  • Brasil, Uruguay y Argentina.

He aprendido que tener un propósito en tus viajes te lleva a grandes resultados:

  • Es mucho más fácil estructurar tu tiempo y prioridades.
  • Es más fácil conocer gente fascinante con intereses compartidos.
  • Aprendes nuevas destrezas increíbles que siempre quisiste aprender.

Cuando viajas solo y le dedicas mucho tiempo al trabajo, es importante limitar el tiempo en el que estás “resolviendo” los mismos problemas a diario. Con esto me refiero a que, no quieres despertar cada mañana sin ningún plan de dónde vas a trabajar, en que vas a trabajar, donde vas a comer, a quien verás, que cosas no-relacionadas con el trabajo vas a hacer, y así sucesivamente.

No solo es fácil perder tiempo y energía contestando siempre las mismas preguntas, sino que te hará sentir muy rápido que estás nadando en círculos sin alcanzar mucho.

Para aclarar, yo estoy igualmente en contra de hacer algo “muy organizado” en un viaje. Yo estoy en contra de resorts, tours guiados, entre otros.

Como dice un buen amigo mío:

“Siempre me ha gustado ver grandes cruceros. Mientras más los veo, menos gente habrá donde yo esté.”
La aventura y la inseguridad de viajar es la mitad de la diversión, y es importante no perder de vista eso por planear mucho.

En resumen, no solo vayas a Tailandia. Ve a Tailandia para ir en motocicleta de Bangkok a Chiang Mai. Ve a Brasil porque has querido vivir el Carnaval. Ve a Nepal porque sueñas con escalar el macizo del Annapurna.

Las posibilidades son innumerables y es cuando vas a algún sitio con una meta en mente, que las cosas empiezan a despegar.

Aparta un tiempo todos los días para aprender

Cuando trabajas en una nueva empresa, siempre hay un millón de tareas diferentes que se necesitan alcanzar y siempre estás en una carrera contra el tiempo. Podrías pasar fácilmente todas las horas del día tachando cosas de tu lista de cosas por hacer y, con tantas cosas por hacer, puede ser difícil justificar una inversión de tiempo en cualquier otra cosa que no sea la tarea inmediata o al menos directamente relacionada a ésta.

Sin embargo, tomar un momento todos los días para el propósito explícito de mejorar tus habilidades, al igual que aprender nuevas cosas, tiene un impacto positivo y profundo en varias maneras importantes:

  • Mejoras en tu trabajo. Ya sea tomar un curso de data científica, leer estudios de casos de compañías en hyper-crecimiento, o aprender las mejores prácticas de SEO, invertir en desarrollar habilidades multifuncionales, indudablemente te hará más efectivo en tu trabajo a la larga. Cada vez que veo o leo algo solo porque quiero aprender sobre eso, siempre me voy con muchas nuevas ideas, aun cuando eso que vi o leí estaba tangencialmente relacionado con mi trabajo.
  • Serás más feliz. Si eres como yo y disfrutas aprender nuevas habilidades y ser productivo, serás más extrovertido, aventurero y feliz cuando aprendes cosas nuevas. Normalmente, me siento muy bien después de pasar algunas horas leyendo en un café o haciendo un curso intensivo de aprendizaje de máquinas cerca de la playa. Pero después de ver películas todo el día. No mucho.
  • Es más fácil conocer gente con intereses compartidos. Mientras más diversos sean tus intereses, es más probable que tengas algo en común con un extraño. Pero más importante es, cuando te interesa aprender algo (en especial si está relacionado con tecnología o ) casi siempre puedes encontrar grupos en Meetup.com o algún otro lado, que están llenos de personas que organizan eventos que se enfocan en ese tema. Esta es una gran forma de conocer gente que comparte tus intereses.

Muy parecido a la estrategia ”Ve a X para hacer Y”, apartar tiempo todos los días para aprender es importante para sentir que se avanza. Al buscar tiempo para adquirir nuevas habilidades, trabajo más efectivamente, me mantengo feliz y disfruto mis viajes mucho más.

Empaca ligero, mantente móvil y haz la logística fácil

No es divertido cuando una aerolínea pierde tu equipaje. Es aún peor cuando una aerolínea pierde tu equipaje y estás solo en un país extranjero, no hablas el idioma, no tienes contactos y tienes una larga lista de mensajes sin leer que necesitas leer desesperadamente.

Estás viajando solo, así que puedes mantener un excelente nivel de flexibilidad. No usarás al menos la mitad de las cosas que ibas a empacar originalmente, así que olvida la maleta, pon ese suéter extra que nunca usas, de nuevo en el closet y lleva solo equipaje de mano.

Mantén tu equipaje delgado y las docenas de inconvenientes que se hubiesen convertido en grandes problemas, no sucederán en lo absoluto.

Lo último que voy a agregar aquí es que las logísticas de viaje son mucho más sencillas de lo que te imaginas, en especial cuando tienes un teléfono que funciona y el rápido crecimiento global de Airbnb y Uber, no sólo puedes encontrar un lugar para quedarte, agradable y razonablemente económico, en pocas horas y llegar ahí en pocos minutos, pero puedes hacer todo esto desde tu teléfono, sin tener que sacar tu billetera del bolsillo. Nota aparte: Es buena idea investigar sobre anfitriones de Airbnb; si estás en un país donde no hablas el idioma, encontrar un anfitrión que sí lo haga (y que comparta algunos de tus intereses) puede hacer la diferencia.

Estas soluciones, de mano con la baja en precios de vuelos, quiere decir que muchas de las molestias asociadas con viajar estás desapareciendo rápidamente. Puedes decidir saltar al otro lado del mundo mañana y tener todo planeado, minutos después, sin tener que recurrir al banco.

Cuídate: haz ejercicio y come bien

Esto no es exactamente una gran revelación, pero es importante. Cuando estás en el extranjero, tu sistema de apoyo es mínimo, por esto es crucial que inviertas tiempo en hacer tu estilo de vida sostenible. Esto incluye todo: Trabajar sin parar es peligroso a la larga, como también lo es, no trabajar en lo más mínimo.

Todos necesitan no solo mantener el paso, sino avanzar, y el estrés psicológico del viaje no puede interferir con eso. En este tipo de ambiente, debes obligatoriamente, tomarte el tiempo para cuidarte. Hasta los hábitos pequeños, como estar pendiente de tu postura o comprar cajas de barras de proteínas pueden marcar la diferencia cuando no tienes tiempo para necesitas trabajar en tu máximo nivel. Si estás trabajando todo el día en la computadora, necesitas tomarte unos minutos cada hora o dos horas para hacer algunos ejercicios básicos de pesas.

Si vas a pasar un largo tiempo en una nueva ciudad, un buen hábito a practicar es pasar cierto tiempo familiarizándote con las tiendas y supermercados que se encuentran en tu zona. Cocinando regularmente te ayuda a ahorrar tiempo cuando tienes que concentrarte en el trabajo y además te ayuda a limitar los gastos. Si te preocupa la calidad de la comida o tienes ciertas restricciones en tu dieta, entonces sería bueno investigar los sitios adonde piensas viajar.

Además de estar pendiente de lo que comes, cuidar de ti mismo significa que tienes que formular un horario, que vayas a seguir, para poder ejercitarte y dormir a horas a razonables. Por supuesto, esto no significa que tu horario tiene que ser “normal” —no tienes que simular una rutina oficina-gimnasio-cena-dormir. Tener la facilidad de diseñar y crear tu propio horario en uno de los mejores beneficios de un estilo de vida flexible. Hay algunas personas que realizan mejor su trabajo durante la noche y duermen durante todo el día pero el punto es que dichas personas escogieron los hábitos que les parecían más adecuados para ellas.

Ejercitarse mientras viajas puede ser muy fácil o muy difícil. Sí, puede ser fastidioso encontrar un nuevo gimnasio cada vez que te mudas a un nuevo lugar, pero cuando viajas solo significa que puedes buscar sitios específicos donde será fácil adaptarse a una rutina saludable.

Para mí, esto significa alquilar un apartamento cerca de las canchas de baloncesto en Tel Aviv o un lugar en la playa cerca de la escuela de surf en Lisboa. Averigua qué es lo que te gusta hacer, que sea divertido y también saludable, y luego ve a un sitio donde sea bien, bien fácil para ti hacerlo.

Pasa tiempo viajando con compañeros de trabajo

Esto es muy importante si eres nuevo en una compañía o si estas empezando tu carrera y necesitas saber lo más que puedas lo más rápido posible.

Cada vez que he visitado o viajado con compañeros, no solo ha sido divertido, sino que también ha llevado a un incremento inmediato de mis conocimientos sobre diferentes aspectos de la compañía y ha mejorado la calidad del trabajo que hago.

Hay tanto que aprender de pasar semanas viajando, comiendo y trabajando con colegas de toda la compañía, y siempre me trae nuevas e intrigantes ideas.

Además, la química que se crea al viajar con compañeros de trabajo puede que no sea tan emocionante como una nueva idea, pero es importante para tu éxito y el de tu equipo. La comunicación apropiada es la esencia de los equipos distribuidos. Al pasar largo tiempo en persona con compañeros de trabajo podrás acelerar el proceso de conocer los hábitos, intereses, fortalezas y debilidades de los demás. El incremento en la productividad se notará de inmediato.

Hay muchas oportunidades para hacer cosas geniales con tus compañeros, por ejemplo, ir a conferencias juntos, viajar a lugares exóticos, o simplemente visitandolos en sus ciudades natales. Si lo haces frecuentemente y regularmente es un excelente forma de disfrutar de tus viajes, al tiempo que aceleras tu crecimiento personal y profesional.

En Conclusión

Al principio de este artículo, mencioné que podría parecer intimidador intentar hacer todo de una vez: viajar, trabajar tiempo completo, mantenerse saludable, hacer nuevos amigos, y encontrar tiempo para divertirte mientras exploras nuevos lugares.

Es importante entender que se trata de un acto de equilibrio, no una lista de cosas por hacer y definitivamente hay un efecto dominó. Pasar cierto tiempo haciendo algo no debería restarle a otras cosas; todo está interrelacionado. Cuando te la pasas bien viajando, es más fácil conocer gente interesante. Cuando te la pasas aprendiendo nuevas habilidad, es más fácil ser híper-productivo en el trabajo y conocer personas que compartan los mismos intereses profesionales.

Cuando llegas a ese punto es que este estilo de vida pasa al siguiente nivel. Y antes de que te des cuenta estarás ejecutando iniciativas de gran impacto para la compañía desde en la azotea de un apartamento junto a la playa, antes de tomar un descanso para almorzar e ir esquiar en jet, o tal vez te encuentres leyendo un libro de ciencias de datos entre asados con tus nuevos amigos.

Las posibilidades son infinitas y siempre hay nuevos lugares que visitar, al igual que nuevas metas que alcanzar. El mundo es lugar increíble y espero que todos tengan la oportunidad de verlo. ¡Buena suerte y felices viajes!

Por Dror Liebenthal,
Director de operaciones en TopTal