El mayor miedo al que te puedes enfrentar como empresario no es el fracaso. La falta de comunicación interna entre todos los trabajadores son los que realmente marcan el devenir de tu empresa: hacia el éxito, o hacia el fracaso.

Llegados a este punto existe una noticia buena y otra mala:

  • La mala te la digo sin tapujos: la falta de comunicación interna provoca graves problemas de productividad. Lo que se traduce en un mal clima laboral.
  • La buena es que se le puede poner solución.

¿Qué NO hay que hacer?: uso del Excel

Puedes separar tareas de emails, y al haber menos de las primeras no se pierde tanto tiempo leyendo emails en busca de lo que tienes que hacer. Puedes poner deadlines en cada tarea para saber cuándo tiene que estar hecha. Incluso puedes avisar al cliente si ves que no llegas. Pero, en cuanto el volumen de clientes crezca, el Excel va a ser imposible de manejar

¿Qué SÍ hay que hacer?: uso de un CRM

Haz un testeo de todos los CRM que haya en el mercado para saber cuáles son los que mejor se amoldan a tus expectativas. Yo lo hice y me encontré de todo: los que estaban pensados para grandes empresas y terminaban siendo complicados de usar y también aquellos súper sencillos que carecían de muchas utilidades que necesitaba.

Sin embargo hay otros muy intuitivos con los que podrás crear de manera muy sencilla tareas, asignarlas a quien mejor esté preparado en la empresa para realizar ese trabajo y poner avisos para que nunca más se le olvide a nadie lo que tiene que hacer.

En cuanto nosotros dimos con el nuestro, mejoramos la caída de clientes un 30%.

Así que si te está pasando lo mismo que nos pasó a nosotros, no dudes en seguir nuestros pasos a la hora de mejorar la comunicación interna de tu empresa. Te aseguramos, desde la experiencia propia, que fue la mejor decisión que hemos tomado.

Tomás Santoro,
CEO y Socio Fundador de SumaCRM