Cada vez hay menos diferencias entre lo que vemos en las películas de ciencia ficción y lo que vivimos diariamente. Actualmente algunos sistemas de inteligencia y automatización nos identifican sin que hayamos hecho nada directamente para ello. Tecnologías como las que ya tenemos y usamos como la conectividad inalámbrica Wi-Fi están siendo usadas como herramientas en nuevos servicios y actividades tanto de negocios como de entretenimiento.

Sobre la infraestructura inalámbrica que tienen las empresas se han empezado a instalar nuevos servicios debido a que las necesidades de la conectividad cada vez son más altas. Tal es el caso de los servicios de autenticación que entre otras ventajas, permiten agilizar los procesos de registro en diversas aplicaciones.

Los servicios de autenticación son muy útiles en empresas e instituciones como escuelas y universidades. En el caso de las instituciones educativas los alumnos, maestros o trabajadores que se hayan registrado previamente no tendrán que teclear su usuario y contraseña cada vez que quieran conectarse a la red inalámbrica del plantel. Simplemente al acercarse a un punto de acceso de la red de la escuela el sistema de autenticación identificará y dará acceso al usuario. Todo esto funciona con los certificados de autenticación de la tecnología Cloudpath, la cual se instala en los dispositivos.

De esta manera cada uno de los usuarios deberá registrarse solamente una vez durante el periodo de validez del certificado que sea otorgado por el administrador de la red inalámbrica. Naturalmente esto repercute en el ahorro en tiempo para cada usuario y de recursos para la administración de la red que además puede automatizar y agilizar trámites que antes se hacían en una ventanilla.

Visto desde otro ángulo, los sistemas de autenticación también benefician a la propia institución o compañía ya que permite identificar a quienes utilizan la infraestructura de conectividad que tiene instalada sin que puedan compartirse contraseñas como normalmente se hace en los sistemas tradicionales de autenticación.

Y si podemos saber quiénes se conectan a la red ¿Por qué no aprovechar esa información para ofrecerles a esos visitantes datos que les resulten de interés personal? O mejor aún ¿Por qué no explotar esa información y obtener ganancias que puedan pagar la inversión hecha en la instalación de la red? Es aquí en donde se ubica el enorme valor mercadológico de la autenticación de los usuarios en las redes Wi-Fi.

Existen herramientas adicionales que funcionan con los sistemas de Wi-Fi y que otorgan el libre acceso a la red a los usuarios a cambio de que éstos ingresen ciertos datos personales, como los perfiles de redes sociales. Dado que prácticamente nadie puede resistirse a la tentación de navegar gratis es un hecho que la empresa que administra el sistema de autenticación contará con una enorme cantidad de información para identificar a los usuarios de un sitio público.

Esta información puede incluir detalles de cada usuario de la red como sexo, edad, intereses, gustos, etc. La propia empresa o alguna otra que tenga acceso a dichos datos podrá enviar información que resulte interesante para cada usuario y llevarlo a conocer un servicio o producto.

He visto que actualmente en las empresas existe una tremenda comunicación entre el departamento de mercadotecnia y el área de sistemas porque se requiere de un análisis de comportamiento para saber qué necesitan los clientes. Es por eso que estas áreas necesitan comunicarse y trabajar en forma coordinada. La publicidad necesita de la tecnología ahora más que nunca.
Los sistemas de mercadotecnia directa son una realidad y los escritores de guiones de cine tendrán que forzar su imaginación si quieren volver a sorprendernos.

Por Juan Carlos Cabrera,
Country Manager de Ruckus Wireless en México.