En estos tiempos de contingencia, muchos han aprovechado el momento para tener su reflexión empresarial. ¿Debería abrir el canal de e-commerce? ¿Qué sucede si ahora vendo un nuevo producto o servicio? ¿Debo expandir o contraer el negocio? ¿Permitiré el modo de home office?

6 claves para el emprendedor

Si esto te está sucediendo es porque tu sobreviviente interno o tu conciencia emprendedora se está activando. ¡Es muy importante escuchar esas voces internas y actuar ahora!

En un mundo acostumbrado a que la única constante es el cambio, llega un escenario disruptivo fuera del control de todos: una pandemia que, de la noche a la mañana, modifica la forma en que trabajamos, hacemos negocios, controlamos empresas y nos relacionamos. No hay marcha atrás y si pensamos que el mundo volverá a ser como antes estamos destinados al fracaso. Ya lo veníamos anticipando cuando hablábamos de cómo la Pandemia mata al On Premise.

Por otro lado, afortunadamente el ser humano lleva en su esencia las capacidades de adopción, reinvención y evolución. Motivados por el instinto de supervivencia, estamos preparados para cambiar y tomar decisiones que nos posicionen como los protagonistas del futuro, sin importar el giro del negocio. Y mejor aún: no se tiene que reinventar el hilo negro para lograrlo.

Tecnología

La tecnología no para. Día tras día podemos observar cómo va penetrando en nuestras vidas de varias formas y a un ritmo exponencial. Tenemos a la mano un sinnúmero de opciones para utilizarlas a nuestro favor.

En este sentido, estoy convencido de que los emprendedores que sepan cómo integrar tecnologías existentes para generar una experiencia única serán los que escribirán la historia de la “nueva normalidad”.

La tendencia ha acercado y agilizado el avance tecnológico hasta el punto de que hoy vivimos un boom en el uso empresarial de sistemas que no requieren grandes inversiones en infraestructura (servidores, redes, personal dedicado).

Por lo tanto, en este entorno, puedes considerar el software as a service (SaaS) o soluciones true cloud para controlar todos los aspectos relevantes de tu negocio y mejorar la experiencia de usuario que brindas a tus clientes.

Toma de decisiones

Procura también que todas tus decisiones estratégicas estén basadas en argumentos y no en el puro instinto. Debes asegurarte de que cada interacción que tengas con tus clientes, proveedores y colaboradores dejen un rastro que puedas utilizar para el análisis y optar por la mejor estrategia para mejorar esos indicadores.

Pero no te conformes con eso. Existe información y datos disponibles en el mercado que puedes cruzar para ampliar tu horizonte de visión y crear conocimiento que te facilite ajustar, cambiar y readaptar tu negocio cuantas veces sea necesario y, sobre todo, de manera oportuna.

Prototipos

Prueba tus nuevos modelos de negocio. Hoy más que nunca tienes la posibilidad de investigar, diseñar y generar prototipos que te permitan evaluar nuevas posibilidades.

Arranca ligero y no tengas miedo al fracaso. Una característica muy importante del emprendimiento es entender los descalabros para perfeccionar la técnica. Aumenta tus líneas de ingresos presupuestando fracasos de bajo costo en el camino.

Procesos

Un verdadero cambio no sólo depende de la tecnología, sino también de procesos y personas. Es indispensable encontrar el balance adecuado de procesos que sean flexibles, escalables, controlables, replicables y que principalmente puedan actualizarse constantemente: el mercado así lo demanda.

Si tu empresa en su modo tradicional ya cuenta con procesos complicados, interminables y descontrolados, entonces ajustarse a la nueva normalidad será una batalla campal.

Personas

Hoy más que nunca es evidente que existe talento humano capaz de apoyar tus planes de innovación y crecimiento. A medida que digitalizas tu empresa, habilitas la posibilidad de apoyarte con equipos extendidos de trabajo y romper con la barrera de la ubicación.

A través del uso de herramientas productivas como ERP en la nube, videoconferencias y contratos digitales puedes armar un equipo de personas capaces y aumentar la elasticidad de tu fuerza laboral a través de trabajo remoto, crowdsourcing o cualquier otro esquema disruptivo de colaboración.

Obviamente, la estrategia debe estar acompañada de control sobre su trabajo, establecimiento de metas y obtención de resultados medibles.

Finanzas

En estos momentos donde a todos “se nos movió el tapete”, se abren muchas posibilidades para regenerar el tejido empresarial.

Es muy importante crear sinergias con aquellos jugadores que se están posicionando en esta nueva normalidad. Así como tú estás reinventando tu empresa, tus socios y proveedores potenciales hacen lo propio, lo que genera oportunidades de negocio ganar-ganar.

En asuntos estrictamente financieros, apalanca tu inversión mediante instrumentos de crédito que te otorguen obtener beneficios en el corto y mediano plazo sin descapitalizarse.

Escucha esas voces de tu interior y sigue tu instinto de supervivencia y emprendimiento. Las decisiones se deben tomar hoy; cada día que las postergas es una bocanada de oxígeno menos.

Recuerda que en este proceso siempre debes considerar el uso de la tecnología, la automatización de procesos y una mayor calidad de vida para tu fuerza laboral. Una decisión que considere estas variables en la ecuación producirá un resultado superior al esperado.

Por Javier Ossio, Director de Consultoría Efficientix.